jueves, 21 de mayo de 2009

¡¡Llegó el verano!!

Hace un año cuando llegué a Berlin, me llamó la atención una cosa. La gente estaba en la calle, en los parques, en las mesitas de los miles de cafés y bares que hay a lo largo y ancho de la ciudad. Me parecía simpático, pero me parecía exagerado y hasta me generaba cierto malestar. Es raro y tonto, pero me parecía que la gente disfrutaba demasiado de estar al aire libre, y es tal vez el hecho de venir de un país donde brilla el sol todo el año(aparte de algunos días de temporal continuo), y las temperaturas son moderadas que hace que la gente no quiera tirarse continuamente a agarrar los rayos del sol.
En todo caso, después de pasar el invierno que acabamos de pasar, entiendo ahora la actitud casi lógica de que en cuanto sale un rayito de sol, ir a tirarse a un parque, una esquina o simplemente absorver los rayos desde la ventana.
Y es que es casi una cuestion de vida o muerte...si no se ha recibo el sol durante casi 6 o 7 meses, en absolutamente ninguna parte del cuerpo, la necesidad de tirarse en un parque, o en donde sea se convierte en una ley.
Por eso los parques se llenan, y las tardes de luz que se alargan hasta las 10-11 de la noche a lo largo del verano, son una bendición que puede ser aprovechada por cualquier persona, de cualquier nivel económico, y hasta con horarios de trabajo de salidas tardías. Entre las 5 y 8 de la noche en estos días, es como si fueran las 3 o 4 de la tarde de allá. Una tarde larguísima, que todos o muy pocos quieren pasarla en casa. Para eso estuvo el invierno, donde las cuatro paredes eran casi una regla.
Como la gente saca sus bicis en estos tiempos, no solo para ir a estudiar o trabajar, les dejo este link que acabo de descubrir para los que se quieran dar una vuelta mas larga en los mas de 7000km de pistas ciclables que hay en Brandemburgo.
Les debo una foto, pero los virus se comieron todos mis datos!!
Publicar un comentario