lunes, 17 de enero de 2011

1er capítulo. Una historia en construcción

Cuando se despertó, tenía los pies, las manos, congeladas. Casi no podía moverse, le costaba mover los dedos, o hacer un simple esfuerzo para levantarse. A su alrededor todo era blanco, un blanco eterno. Se parecía a esas imágenes que la gente se hace del cielo. Solo faltaba que apareciera un ángel. Pero no, eso no era el cielo, y estaba acostada en medio de la nieve y sentía un frío de perros. Levantó un poco la cabeza y vió unos árboles, todo un poco borroso, y atrás un edificio de ladrillos con ventanas grandes. Al fondo. Sentía la cabeza pesadísima, volvió a echarse un momento en la nieve. Cerró los ojos, respiró hondo, y trató de recordar. Pero nada, no sabía que hacía en ese lugar, no sabía donde estaba, ni porque estaba tirada en medio de la nieve. Tomó fuerzas e intentó levantarse. La cabeza le daba vueltas. Se levantó lentamente utilizando una mano como apoyo, pero esta se hundía en la nieve y cayó de costado en la nieve helada. Quiso llorar, se sintió tan impotente y extraviada. Sola. Finalmente tras intentar levantarse un par de veces, logró ponerse en pie. Quieta, como un totem se quedó observando lo que tenía a su alrededor. Todo empezaba a verse más claro, o más bien, menos resplandeciente.Al frente suyo vió nieve y más nieve, huellas, algunos árboles, unas bancas, más lejos un puente y un edificio....¿Cómo he llegado aquí?...estas huellas, ¿que significan?....que vinieron ¿Que vinieron quienes?....alguien...me dejaron aquí...me abandonaron...me tiraron en la nieve...¿Cuando?..no puede haber sido hace mucho, sino estaría muerta de frío...talvez hace unas horas...¿Que hora será?... ¿Que país, que ciudad es esta?....mmm...Me han sedado, o drogado...sin duda...

Publicar un comentario