domingo, 31 de agosto de 2014

Ser migrante es una aventura para valientes

Patos flotando


Ser migrante es una aventura. Una aventura para valientes, llena de peligros y también de muchas cosas buenas.

El otro día hablaba con una chica que tiene 3 años de estar aquí. Está luchándola y buscando su espacio en la ciudad y para sí misma. Podía sentir la angustia, el enramado de sensaciones, fragilidades y profundas vulnerabilidades que ella estaba viviendo. Podía verme en el espejo de muchas cosas que he vivido. Y en el fondo me aterraba verme en ese espejo y sin embargo era una imagen desfasada de mi misma y al mismo tiempo me sentía un poco lejana a su estado. Por otro lado esa fuerza e impaciencia de los recién llegados es el motor que les da el impulso para atravesar todo tipo de experiencias y forjar su propia impronta en la ciudad y en sus destinos.

Tengo poco más de 6 años de vivir en esta ciudad y creo que he sobrevivido a una experiencia para volverse demente. Conozco a muchas personas que llegaron para las mismas fechas que yo y que a su manera han logrado hacerse su espacio, su pequeña existencia ''satisfactoria'' después de haber luchado contra los más terribles demonios externos e internos, de haber logrado resistir a grandes tormentos. Suena a pesadilla, pero a veces creo que es un triunfo lograr sobrevivir sin llegar a volverse locos. Es de valientes, corajudos y perseverantes. También admiro a los que se volvieron a sus países, los que prefirieron no enfrentar esto hasta el final y que enfrentaron otras nuevas experiencias, ya renovados, en sus lugares de orígen.

Lo poco que ahora puedo decirle a personas que apenas llegan o a las que tienen algunos pocos años, y que viven en la zozobra, es que nada se acomoda ni se construye en meses, ni siquiera en años. Ni el idioma, ni lo laboral, ni la vida social, ni el éxito, ni el reconocimiento. Eso no lo sabíamos cuando llegamos y tal vez, de saberlo nos hubiéramos tomado las cosas con mayor filosofía o nos hubiéramos vuelto para nuestros lugares. Pero nadie experimenta en cabeza ajena. 

Patos levantando el vuelo

 La idea de que las cosas van a salir apenas llegando o en pocos años es una excepción que pueden tener algunos privilegiados y creo que son siempre una minoría que quiere demostrarle al mundo de que si se puede. Siempre los envidié. A esos y esas que nomás llegar tenían un buen trabajo, estabilidad, aprendían rápidamente el idioma y que amaban la ciudad y se sentían parte de ella. Los adaptados. Eran raros, pero los había. O a los que vinieron a estudiar en la universidad y aprendieron rápidamente el idioma, hicieron amistades, vivieron en wg´s y luego encontraron su rumbo laboral casi como cualquier otro alemán.

Después de muchos de tropezones y momentos de desesperación, hoy con 6 años, no creo que haya logrado mucho, pero he aprendido mucho de mi misma y he superado algunos obstáculos. Tengo un trabajo estable(no en mi campo), pero no le tengo que rendir cuentas a nadie de lo que hago o no hago, salvo al Finanzamt y no siento ya a esos demonios que tanto me perturbaron durante los primeros años. Tengo muchos amigos, amigas y conocidos con los que he cultivado una amistad y con los que nos hemos dado amparo y las conversaciones que en otras épocas se centraban en darnos apoyo mutuo han ido pasando a ser sobre otros temas. Conozco y comprendo mejor la ciudad y sus dinámicas y hasta puedo comunicarme o mantener conversaciones medianamente interesantes en alemán. Psicológiamente me siento fuerte y estable, si bien con altibajos relacionados a otro tipo de circunstancias. Tengo proyectos e ideas que hacen la vida mas emocionante.

El idioma quizás si tomará aún mucho mas tiempo y en ese sentido lo veo aún como un camino infinitamente abierto, al igual que las posibilidades que ofrece la ciudad y su inmenso mundo de personas, de actividades y oportunidades. Quizás la vida sea como la de un pescador, que en el mar inmenso sabe o intuye por donde pasan los cardúmenes para lanzar su red. Pero para eso necesita haber navegado mucho y haberse mareado en una que otra tormenta.
Pescadores caribe Puerto Viejo


 La estabilidad económica durará, pues hasta que me despidan o hasta cuando ya no soporte hacer algo que no me llena o que sienta que me mediocrizo elevado a la potencia y vuelva a la zozobra de que hacer con mi sustento, mis intereses o buscar otra cosa, enrumbarse hacia otras áreas, estudiar nuevamente, no lo sé. Cosa que ya siento que me está sucediendo y es otro tipo de zozobra.

Dos caminos, Paisaje Volcán Rincón de la Vieja

En pintura he logrado poco y mucho a la vez, en ese sentido quizás es donde quizás todavía toque seguir batallando. Es sobre todo una lucha contra el tiempo. Tiempo para hacer dinero, tiempo para hacer lo que a uno le gusta, tiempo para los amigos y amigas, esparcimiento. O tiempo para hacer lo que uno quiere y ausencia de dinero. En ese sentido  las circunstancias adversas lo pueden llegar a perder a uno, respecto a las intenciones que se traían al llegar. Pero de alguna manera se aprende a no perder del todo la luz del faro en medio de la tormenta, y a descubrir que a veces hay que tomar otros rumbos y caminos antes de llegar a lo que uno quiere y eso puede llegar a tomar, no unos meses, sino toda una vida y puede que nunca se llegue a donde uno quería, porque las metas cambiaron de camino. Tal vez también hay que darse cuenta de las prioridades de cada uno, aunque las prioridades pueden cambiar con las épocas. Pero al menos saber reconocerlas y aceptarlas como una necesidad básica y de vez en cuando darse palmadas en la espalda cuando se ha logrado superar un obstáculo.

Fotos: Daniele Vidoni y mías

domingo, 24 de agosto de 2014

Resumen residencia artística, 2da semana


 Ya de vuelta en Berlín. Recapitulando las dos semanas de residencia que he tenido la oportunidad de ofrecerme, puedo decir que fueron dos semanas muy provechosas y de desconecte total. Es un corte con la realidad y la rutina cotidiana que permite dedicar el 100% del tiempo, de las horas, minutos y segundos a si misma. Enajenada por el mundo laboral que le consume a uno un alto porcentaje de las horas productivas, de atención y de energías vitales, el poder tomarse unas semanas para poder trabajar creativamente en lo de uno es una experiencia sin duda muy enriquecedora. No deja de inquietarme el hecho de que me estoy convirtiendo en una artista solamente durante las vacaciones. Pero como me dice un viejo amigo, es mejor eso que nada. Y por otro lado, si no tuviera un ingreso económico tampoco me podría permitir este tipo de cosas, así que todo tiene sus pros y contras. La verdad de momento veo el vaso más lleno que vacío.

En la segunda semana he experimentado con las técnicas de grabado, especialmente Aguafuerte y Aguatinta. Son técnicas muy trabajosas en las que hay que experimentar mucho para lograr los resultados deseados y por lo tanto veo los trabajos realizados como puras experiencias de exploración de las posibilidades que ofrece. He intentado probar y jugar con las técnicas para descubrir las posibilidades y sin embargo no he salido tan satisfecha con los resultados logrados. Creo que se me da mejor la xilografía y el linóleo, aún así, claro está no desecho la posibilidad de experimentar más con esas técnicas y lograr encontrar las formas para lograr resultados más interesantes. 

Fué muy interesante jugar un poco con el grabado y el collage, lo cual una vez terminado el trabajo a simple vista parecieran trazos de color realizados con pincel o marcador, los pedacitos de papel quedan tan pegados a la hoja que cuesta determinar que es un collage.


Los papeles de collage se ubican sobre la plancha con la cola hacia arriba

Así queda por ejemplo un grabado con collage.

Nos enseñaron a hacer de manera casera una buena cola para collage a base de almidón de trigo de la cual he tomado nota en caso de que algún día necesite hacer nuevamente. Compartí con otras artistas que suelen visitar el taller semanalmente y aprendí viendo como trabajan y experimentan.
En mi sitio web he subido y organizado una galería dedicada a los trabajos realizados durante la residencia de verano en Artprintresidence.

En este álbum de fb se pueden ver todas las fotos de las experiencias y técnicas utilizadas, con algunas explicaciones de los procesos y demás.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Estampando con cuchara en papel japonés Washi


Artprintresidence, Arenys de Munt

El otro día llegó una compañera más al taller de grabado, que por su familia todos los años veranea aquí. Ella le pidió a Jordi ver unos papeles porque le gusta el collage y de repente vi que Jordi sacaba como un tesoro una carpeta con papeles japoneses hechos a mano, con fibras naturales y muy resistentes para la impresión, si bien a la vez son delícadísimos....

Son finísimos, transparentosos y con unos colores que las dos casi nos volvemos locas, algunos más palidones y los más gruesos con colores más fuertes. Al parecer son muy difíciles de conseguir y de traer, pero ellos aún tienen unos cuantos. Dicen que además hace un tiempo estuvieron unos japoneses por aquí dando un taller de producción de papel y que eso les había dado mas profundidad sobre el tema.
Fibra de Kozo abajo, y arriba la fibra machacada

La curiosidad de trabajar en ellos y la rareza, hicieron que me decidiera a probar algunos colores y hacer pruebas con unas xilografías y linóleos que hasta ahora solo había hecho alguna pruebas de estampa.
 La mejor manera y la manera tradicional de estampar en esos papeles es con la técnica japonesa de la cucharita, aunque al inicio se puede hacer con algún artefacto bien plano. Yo había escuchado hablar de la cuchara, pero me imaginaba una cuchara sopera o del te, pero la cuchara que se utiliza es una de madera que es bastante plana por debajo. 

Con movimientos sobre los sectores donde está la tinta se puede notar como el papel va absorviendo la tinta y levantando un poco el papel se puede ver si la tinta está completamente negra, si el papel ha absorvido bien el color o no y dependiendo se le sigue dando con la cuchara. Depende del papel si es muy grueso, si es más liviano, delgado etc, se carga más o menos la plancha con tinta. Para un papel de esos que era más grueso, tuve que aplicar dos y hasta tres veces tinta porque no agarraba bien, pero a la segunda, le puse bastante tinta para que no hubiera que esta repitiendo y cargó la tinta de maravilla.
 Los colores y la textura del papel son delícadísimos, y el resultado de la impresión manual es muy bueno aunque toma mucho más tiempo que con una máquina.
Aquí un link de una fábrica de papeljaponesa, donde hay algunas fotos de como se realiza el papel. Al parecer en Japón antes cada pueblo tenía su fábrica de papel y se realizaba con distintas fibras y tintes naturales. Hoy me imagino que la tendencia es a la baja, pero la tradición se mantiene y al parecer estos papeles siguen siendo favoritos para muchas personas que trabajan el collage y para el estampado, grabado y al parecer también para el origami. Como dice en la wikipedia sobre el Washi, ''El papel japón, a pesar de su extrema ligereza, ofrece esta excepcional capacidad de resistencia fisicoquímica que no posee ningún otro papel. Se halla presente en todos los talleres de restauración porque es irremplazable.'' y '' Las fibras utilizadas más conocidas llevan los nombre de Kozo, Gampi y Mitsumata.'' De las que utilicé para los trabajos se que estaban Kozo y Mitsumata.
Y aquí una página de facebook sobrela producción de papel japonés para los que tengan más interés sobre el tema.
Aquí una muestra de los trabajos realizados con esta técnica y este exquisito papel, la verdad un lujo.

Linóleo sobre papel japonés Mitsumata
Linóleo sobre papel japonés Kozo
Linóleo sobre papel japonés Kozo

Linóleo sobre papel japonés Mitsumata

Linóleo sobre papel japonés Kozo




domingo, 10 de agosto de 2014

Unas horas en Blanes y Tossa de Mar


Ayer estuve en Blanes la ciudad donde vivió Roberto Bolaño. Me recomendaron que como no tenía coche que una bonita ruta para hacer era la de ir en tren hasta Blanes y de ahí tomar un barco hasta una ciudad medieval en la Costa Brava llamada Tossa de Mar. Me pareció una buena recomendación y salí para allá un sábado a las 9am. Lo curioso era que me decían, Blanes es más bien feíta, mejor tómate directamente el barco para ir a Tossa.
Anteriormente las referencias que tenía de esta zona eran, Cadaqués y Figueras por Dalí(que es un poco más arriba), y que ya había conocido de niña. Luego, más recientemente entre Barcelona y Cadaqués la única referencia, la más fresca y familiar ha sido la de Blanes. Su nombre resuena en casi todos los libros que he leído de Bolaño y sabía que había vivido allí por muchos años hasta su muerte. Más allá de las modas a la que seguramente llegué tarde, siempre que empezaba uno de sus libros no podía soltarlos hasta terminarlos. La magia de su escritura la conocerán los expertos, pero como lectora ocasional, siempre me han atrapado sus relatos, cuentos y novelas.
Si bien ya sabía que estaría 2 semanas cerca de esta ciudad, no me había pasado por la mente la formalidad de decir, voy a ir a Blanes para ver donde vivió Roberto Bolaño. Pero el hecho de que me recomendaran pasar por allí era una buena excusa para ir. Lo mas extraño es que cuando llegué a la estación de Blanes sentí una especie de euforia desde el vientre que subió hasta el entreseño y se transformó en una pequeña lágrima que brotó inesperadamente. No pensaba que me iba a emocionar de esa manera al llegar a esa ciudad costera.
La estación no está en el centro de la ciudad como todas las ciudades anteriores donde el tren corre por la pura orilla del mar desde Barcelona, donde cabe decir arrasaron con toda la flora y fauna marítima para darle paso a las vías del tren(hace décadas), porque al parecer justo ahí, en Blanes está la frontera donde empieza la Costa Brava, y para arriba geográficamente el terreno es más montañoso y quebradizo, con acantilados y rocas.
Tomé el bus para ir al centro, de camino pude ver que se trataba de una pequeña ciudad, un pueblo-ciudad, no es totalmente pueblo ni tampoco ciudad. En mi mente era una pueblo más pequeño. Pero la sentí mas ciudad.
Al llegar al centro descubrí donde iniciaba lo que el llamaba, creo, paseo marítimo.

Me emocioné de ver algo que él había descrito, del vaivén de la gente, de los turistas. Tal vez los libros que mas se ubican allí y que recuerdo son Pista de Hielo y El Tercer Reich. El Tercer Reich es el que he leído mas recientemente y todo ocurre entre un hotel frente al mar, la playa, el paseo marítimo y algún bar de por ahí. Por el libro, me lo imaginaba mas pueblo, más casas bajas, pero en el paseo hay puros edificios. Caminé por el paseo marítimo y ya había alguna gente en la playa con sus sombrillas de sol y colores fosforescentes. Luego entré por alguna de sus callejuelas y me he encontrado con un mercado de frutas y verduras en plena calle y eso me ha emocionado también. 

Tal vez venía a comprar aquí, seguro que ha caminado por esta calle. Tal vez algunas de las vendedoras le vendió unos tomates. Quería tomarme un café y lo he hecho en un café que está justo al inicio o el final, según como se vea, del mercado. Me pareció un buen punto para ver el movimiento de la gente. Ahí estuve sentada por lo menos hora y media a dos horas, entre que tomaba café, escribía algunas notas en mi diario de lo que sentía y de la gente que veía y que necesitaba contener en el papel ante las emociones inusitadas que me provocaba estar ahí. 
El ambiente de la ciudad me pareció muy bonito, dinámico y alegre. Sentí realmente una energía especial durante todo el tiempo que estuve ahí, tal vez es como alguna vez él dijo''en Blanes no hay fantasmas sino pura energía''. Ya hoy, buscando en internet me entero de que han hecho una especie de ruta para los que van a la ciudad en busca de sus huellas y de lo que fue su vida. Pues ya me he enterado un poco tarde y bueno, tal vez mejor así, simplemente me he emocionado mas de lo que hubiera imaginado y cuando me cruzaba con alguna persona más de 2 veces en un día pensaba: Si yo ya los he visto 2 veces en menos de 3 horas, Roberto se los tiene que haber cruzado alguna vez. A lo mejor alguna vez estuvieron en el mismo café o en el mismo bar, o se encontraron en la estación de tren o en el autobús, quizás en alguna librería. Cruzarse 2 veces con la misma persona me pasó 2 veces en pocas horas, lo que dice que la ciudad es pequeña y que los locales giran y se mueven por las mismas calles.

Luego di unas vueltas por el centro que son en su mayoría callecitas bonitas, collage arquitectónico de distintas épocas y en casi todas las callecitas perpendiculares al mar se avista al fondo el brillo de la luz en el mar. Por todas estas calles seguramente caminó mas de una vez el ''sudamericano'', con eso me bastaba.

Luego me he tomado un refresco por el paseo marítimo en una zona arbolada muy fresca, el artículo citado dice que es la zona de pinos, pues ahí se respira un aire muy bueno en medio del calor del verano. 
Esplanada de los pinos

Vista de puerto y playa de Blanes


Se me fueron varias horas desde las 10am hasta las 3pm, cuando pude agarrar el último barco para Tossa, pueblo muy lindo que recorrí en hora y media ya que luego no habían mas barcos de vuelta. 
Blanes desde el barco
Paisaje de la Costa Brava
Tossa de Mar

Callejuela



Estuvo muy bien, algo apurado, pero creo que me podría haber pasado sin problema toda la tarde dando vueltas en Blanes. Luego de vuelta para Arenys de Mar en tren.

1era semana Residencia en Artprintresidence y lo que estoy trabajando

Hace una semana que he llegado a la residencia de grabado ubicada en Arenys de Munt.
La residencia está a 3 km de Arenys de Munt con una espectacular vista del Mediterráneo
Aunque ya lo sabía y está más que aclarado en el sitio web, el hecho de encontrarme algo apartada de todo me ha dado cierta impresión. Tener que caminar 3 km para ir al pueblo más cercano a comprar algo o ver gente caminando por las calles es algo que puede causar impacto cuando se viene de una gran ciudad. Sin embargo aunque ya lo había interiorizado una cosa es enfrentarlo. Y ahora lo estoy pasando muy bien y tranquila.
Los encargados de la Residencia Jordi Rosés y Claudia Lloret y su hija Ariadna son personas muy lindas que te hacen sentir bien y que además tienen instalado un profesionalísimo taller de grabado con todas las facilidades hasta en los más ínfimos detalles. Para grabadores profesionales este es un taller realmente muy bien equipado para realizar cualquier experiencia que además para dudas técnicas se puede siempre consultar con Jordi o Claudia que tienen más de 25 años de experiencia tanto en el grabado y la impresión, ya que antes funcionaba aquí mismo una pequeña editorial para ediciones de artistas(Murtra Ediciones). Desde hace poco más de 2 años han acondicionado un apartamento muy bien equipado para recibir a artistas de todo el mundo que vienen por períodos cortos o largos, dan cursos, talleres y también asisten algunos artistas de la zona que vienen a trabajar una vez por semana y aprovechar de las instalaciones y del espacio que ofrece el taller.
Mesa de trabajo

Taller de grabado con muchas facilidades

Muchas tintas y herramientas de trabajo

Aquí me he encontrado con dos chicas de Egipto que vinieron a pasar 1 semana y que estaban trabajando xilografía Eman Osama y Dareen Wahba, ambas profesoras de gráficas en la Universidad de Helwan. Nos hemos llevado bien, conversado un poco sobre la revolución egipcia, las novedades a las que no le había dado seguimiento, un baño en la playa y una paella cerca del puerto.

Por mi cuenta, la dedicación exclusiva a trabajar por dos semanas me ha enfrentado nuevamente con el trabajo plástico y a soltar lo que sentía que tenía que hacer. Me ha enfrentado al vacío y a mi misma, cosa que puede dar algo de vértigo. Sobretodo cuando uno dedica muchas horas de su vida a trabajar para ganarse el pa, (Pan en catalán).
Por muchos años trabajé con modelo, por lo menos 10-12 años en el taller donde me formé, en las montañas de Escazú, que de alguna manera me recuerdan un poco la ubicación de esta residencia en Arenys de Munt. Siempre o casi siempre eran modelos mujeres, y bueno, en mi casa en Costa Rica tengo miles de bocetos y trabajos de esa época. O en mi sitio se pueden ver algunos trabajos que he logrado fotografiar digitalmente. Últimamente he estado investigando y dibujando un poco en la figura humana pero acompañada, en acción, una especie de arte erótico de figuras en abrazos y encuentros.

Gubias y herramientas de trabajo para Xilografía y Linóleo
Aquí algunos trabajos de esta 1era semana de trabajo.
Maria Luisa Herrera Rapela, Linóleo sobre papel, 2 tintas. Los amantes 1
Linóleo sobre papel, prueba de estampa. Los amantes 2

Linóleo sobre papel, prueba de estampa. Los amantes 3. Cuando imprimí este dibujo, mas que erótico me pareció que tristemente esa pareja parecía abrazarse antes de la muerte, de estar bajo un bombardeo y querer morir abrazados. Me entristeció bastante por lo que actualmente sucede en Gaza.

lunes, 4 de agosto de 2014

Estampas y momentos de Barcelona


Tarde de agosto con lluvia en un chiringuito
Sentarse en un ''chiringuito''* de la playa por una ''caña''** y que empiece a llover a torrencialmente y decirle a la amiga con la que estoy, que en mi país cuando llueve así decimos que: se vino el ''baldazo''. Ella me dice porqué y le digo, es como si cayeran baldes de agua.
En Barcelona llueve como 4 veces al año dice mi interlocutora, hoy es una de esas.
La gente impresionada y sorprendida con la lluvia disfrutaba de la rareza del espectáculo, adornado con rayos y truenos, hasta que empezaron a caer goteras sobre ciertas mesas, y no eran pocas. Las meseras hacían malabares para seguir sirviendo mientras se les mojaba la ropa y hasta la comida que servían. La playa que estaba atestada quedó desierta en pocos minutos.
Los de la mesa de al lado que habían tenido la mala suerte de estar en una mesa con goteras se fueron, pero llegaron nuevos aventureros que para escampar se sentaban en la mesa y creían que iban a poder soportarlo. Se iban y se sentaban nuevos y estos se volvían a ir a los pocos minutos.
La camarera ya completamente mojada, pasaba los nachos con guacamole con la bandeja en forma de paraguas para que no llegaran pasados por agua a la mesa de quien los había pedido.
Finalmente lo que había empezado como goteras en un sector, se convirtió en una catarata que dejó atónitos a todos los que presenciabamos eso y pensábamos que pronto todo el techo se iba a rasgar y dejarnos a la intemperie.
Le dije a la chica que seguro después de esta lluvia iban a tener que arreglar el techo. Y me dice que va, eso no lo arreglan, para las pocas veces que llueve.
Cuando dejó de llover y abrieron las cortinas de plástico transparente que nos tenían semi aislados de la lluvia y se podía sentir el aire fresco de la lluvia que mojó la arena y en el fondo la nubes grises y el mar azul oscuro. Sobre la playa no tardó en aparecer un hombre que armado de un buscador de metales buscaba hacer su agosto.

* Barcito de playa
**Medida de cerveza, el vaso pequeño.

Crisis
Dicen que no hay trabajo en España, que hay crisis. Pero la recepcionista del hostal cuando llegué, la que atendía el local de alquiler de bicicletas, el que me vendió el mojito en la playa, el de la tienda que me vendio un jabón porque olvidé traerlo, los que me sirvieron un sandwich y un café al desayuno, todos eran extranjeros.

Bicicletas
La peor desición del día fue la de hacer un tour en bicicleta. Eramos 4 pero me tocaron tres señores mayores, de los cuales una era muy miedosa y lenta e hizo que el tour se redujera como a la mitad de lo que deberíamos haber hecho. Al final terminé de asistente cuidándolos para que no se pasaran los semáforos en rojo y parando al guía para que los esperáramos y fueramos en grupo.
La mejor desición que tuve en este día fué después del tour, alquilar una bicicleta y recorrer Barcelona por mi cuenta.
Subir al Montjuic(colina al costado del mar) en bicicleta y encontrarse arriba una bebedero de agua potable no tiene precio.
Encontrarse un bebedero de agua potable y fresca y utilizarla de ducha, no tiene desperdicio.
Los dos premios de la subida en bici fueron la vista panorámica y la fuente de agua. Barcelona eres bella con tu mar y tus colinas y con toda la mole de cemento que hay en medio.

Cactus
Descubrir un pequeño parque botánico en la ladera de la colina, obra y herencia de un amante de los cactus y encontrarse con todo tipo de cactus, que van desde México, Perú, Argentina y mas. Todos etiquetados con sus nombres y procedencia. Sentirse un poco en todos los desiertos del mundo y a la vez estar en Barcelona con vista al puerto que se extiende sin fin desde esa perspectiva de la colina.

Voyeur
Volver a utilizar un bebedero para refrescarme y al retomar la bicicleta, ver a un joven mochilero, talvez un alemán, que sentado bajo la sombra de unos árboles me había estado observando en todo mi ritual de baño al aire libre sin que yo lo supiera.

Hombres y mujeres guapos y guapas
Hay hombres muy guapos por las calles. He visto más en dos días en Barcelona, que en los 6 años que llevo en Alemania. No es que en Alemania no hayan hombres guapos, pero definitivamente el filtro con el que veo la belleza masculina no incluye a la mayoría de los alemanes. Y que decir de las mujeres. Hay de todo, mucho turismo ahora y locales, hay una cantidad de chicas guapas, guapísimas, que me bajan un poco la moral. Shortcitos cortitos con los que exhiben piernas y traseros divinos, brazos, pechos y hombros. Es una fiesta y casi un escándalo para la vista tanto para hombres como para mujeres.

Raval en bicicleta
Pasear por el barrio de Raval y descubrir la multiculturalidad de la ciudad, pakistaníes, latinos, chinos, árabes por citar lo que mas he visto.
Calles que me recordaron a unos barrios de Nápoles donde en las calles estrechas colgaba la ropa limpia en los balcones oscuros.

Durante el tour en bici, en un parque habían unos hindúes o pakistaniés jugando criquet. Eso si es exótico. Creo que solo en las películas de bollywood había visto eso.

Librero  (ese si era español)
Buscando la playa, encontrar cerca de la estatua de Crsitobal Colón un mercadito y detenerme en una venta de libros(usados) y maravillarme de ver libros en español!!! y que en Berlín son difíciles de encontrar. Virgina Wolf, Faulkner, Paul Auster y tantos más que me volvi loca y compré como 6 la mayoría de autores clásicos que me han recomendado y que siempre los citan, que como son traducciones no las tienen en la biblioteca cervantes que es la que mas utilizo para sacar libros. Le dije, el problema es el peso para la vuelta le dije. Y me responde, la cultura no pesa.
Tanto por el peso como por el espacio, aún tengo que contemplar los papeles que llevaré de vuelta cuando haya hecho 10 días de trabajo en la residencia artística de grabado.

La lengua de cervantes
Emocionarme al ver en la entrada de un edificio de apartamentos la leyenda. No se permite distribuir propaganda. Tan simple como eso.
Darse cuenta de los distintos usos y formas del habla español o castellano, como prefieran. Al chofer del bus del Aeropuerto a al ciudad le pregunté, cuanto se dura en llegar a Barcelona. Por microinstantes no entendió mi pregunta y sin embargo me contestó, tarda 20mn. 

Boli
Entrar a una tienda en busca de un lapicero y pedirle a la mujer china por lapiceros. Me dice al fondo a la delecha. El pasillo era bastante largo y siguiendo sus instrucciones, me encuentro con cosas para la casa, artículos de baño, etc. Finalmente me encontré uno en otra parte y ella me decía repetía al fondo a la delecha. Voy a la caja a pagar el lapicero más caro que he visto en mi vida, 2, 50€, ya casi me dolía pagarlo y se queda extrañada, le pide a su esposo que me ayude y le digo, no, ya esto es lo que andaba buscando, un lapicero. Y el marido me dice, allá al fondo a la delecha, lápice. Eso e boli. Luego veo al costado de la caja los universales bic, a 30centavos y salgo feliz con mi boli de la tienda.

Ese o zeta
Cuando conversaba con la chica amiga con la que me tomé la cerveza en el chiringuito, por alguna razón hablábamos de tiendas de ropa y demás, y yo le decía que sabía que Zara es una empresa española, y yo lo pronuncié como lo pronunciamos la mayoría de los latinoamericanos, sin especificar si es una ese o una zeta, y no le sonaba nada. Y yo le repetía, Zara, claro, es famosísima, hasta en mi país han abierto una tienda, en Berlín hay y no le sonaba, pero nada. Y le dije, pues ahí en Passeig de Gracia hay una tienda, pasamos caminando al lado. Y cayó en cuenta de que hablaba de Zara y le dió la pronunciación de la zeta española. Ahhhh Zara.

La llave maldita
En el hostal, luchar con el llavín de la puerta, que al inicio me dijeron que tenía su toque, que la verdad nunca se lo encontré, porque he podido durar hasta 10mn tratando de abrir la puerta cuando no hay nadie adentro(es dormitorio compartido). Al final si entro no quiero salir, pero tengo que hacerlo para ir al baño, a ducharme o a la cocina. Otras veces cuando hay alguien, al escucharme luchar con el llavín infinitamente, se levanta alguna de las chicas para abrirme la puerta.
Ducharme con el jabón de manos, porque me he olvidado el jabón que compré en la habitación y de solo pensar que tengo que pasar 10mn antes de poder abrir la puerta para recoger el jabón es un poco demasiado. Pero ya hoy, que estoy casi por irme del hostal, le he pedido que me cambie la llave y resulta que esa llave si funciona. No era el llavín.

Desayuno futbolero
Tomar el desayuno en un lugar cerca del hostal y escuchar a dos chicos de la mesa de al lado hablando de puro fútbol y pensar, esos deben de ser el tipo de chicos que alimentan los foros de Marca. Que la temporada del Barca había sido fatal, que si tienen que comprar a quien tengan que comprar que paguen. Que si son 15 millones que paguen, que si son 25 que paguen y así por media hora. En cuanto terminé les pregunté la hora porque tenía que ir a un tour en bicicleta y cambiaron inconscientemente de tema, y uno de ellos el mas apasionado de fútbol, que decía que tenía 27 años, decía que la amiga X quería liarlo con su hermana, que le decía puras cosas como para que le entrara a la hermana y que le parecía raro. Luego pagué y volvieron a hablar de fútbol.

Barna en Invierno y en verano
Recuerdo algunas cosas de Barcelona cuando estuve hace algunos años, pero es tan diferente ahora en verano que en invierno. Lo más molesto ahora es la cantidad de turistas, es una marea de la que ya quiero salir. No podría haber escogido estar aquí por 2 semanas. Por dicha me voy a un lugar mas tranquilo. Pero también descubrí en bicicleta zonas muy tranquilas de la ciudad que parece estar en un pueblo. Depende de la zona. El turismo ganado, sigue casi siempre las mismas rutas.

TX
Descubrir que en catalán la tx es che. Que el guía del tour me aclare que Can Jordi, es el equivalente a chez Jordi y luego ver varios bares que se llaman así.

Viajar y escribir
Confirmar que cuando viajo y sobre todo, cuando viajo sola, me encanta escribir. Y que van casi indisolublemente de la mano.

La Rutina
Descubrir que en 2 dias se pueden establecer rutinas y reconocer lugares por donde ya se ha pasado. Ahh ya se cual es esta calle, hoy por la mañana pasé por aquí, aquí es donde compré el jabón.