martes, 20 de octubre de 2015

Sobre mujeres migrantes por el mundo, una canción y unos cortos

Voy a tratar de escribir un poco más a menudo, aunque sean cosas cortas o impresiones de cosas interesantes que me encuentro en la web y que quiero compartir.

Por medio de un programa de radio que recomendó la multifacética cantante y actriz Paloma Lirola, donde suena su canción: Mi invisibilidad (escúchenla)


llegué a un programa dedicado a las mujeres expatriadas, migrantes y mujeres que se van, donde entre otros temas hablaban de las mujeres españolas que se han venido a Berlín y de algunas experiencias y visiones de este fenómeno, por esto han puesto la canción de Paloma Lirola, ya que ella de alguna manera con su canción habla del ser migrante aquí en Berlín.
El programa de radio realizado por Sangre Fucsia donde también hablaron de un proyecto que me encantó y se llama Exit. un corto a la carta realizado en el 2012, por Adrian Silvestre y Beatriz Santiago.
Según sus creadores: "EXIT, UN CORTO A LA CARTA es una película interactiva cuyo desarrollo es determinado por el espectador o espectadora, coexistiendo varios hilos narrativos con desenlaces diversos. Partiendo de una secuencia inicial en la que una mujer inmigrante llega al aeropuerto de Barajas, se presenta un dilema sobre qué camino debe tomar. Aquí, el espectador se encuentra con un menú con dos opciones y deberá optar por una de ellas, según su criterio personal. Esto irá determinando las secuencias posteriores a visionar y así, sucesivamente, hasta llegar a uno de los ocho finales posibles que definen distintas realidades sociales, culturales y económicas con las que se pueden encontrar las mujeres inmigrantes en el proceso de búsqueda de empleo en España."
Aunque me parece que no están todas las historias en youtube, vale la pena ver los 10 capítulos disponibles, y elegir o ver los diferentes desenlaces posibles.

Este proyecto trata de una serie de cortometrajes basados en los relatos e historias de muchas mujeres migrantes en España, que acudieron al llamado de contar sus historias para este proyecto audiovisual y actuarlos. Realizaron bastantes talleres previos y cursos de actuación para poder llevar las historias a la pantalla. El resultado visual es muy bueno, las actuaciones en general son muy buenas y el entramado de historias un tejido de los dilemas a los que muchas y muchos migrantes se encuentran a menudo. Trabajos precarios, incomprensión, miedos, angustias, diferencias culturales o lingüisticas, no tener amistades o contactos, feedback extraño, abusos. En teoría al final de cada capítulo se hace click y decidir el posible camino o destino de una historia, aunque en algunos capítulos no funciona. De esta manera el personaje de Oti, que sería el personaje principal, contiene las historias de todas las otras mujeres, construyendo un relato colectivo de las múltiples situaciones que viven miles de personas diariamente en su condición de migrantes y de las cuales muchas veces no se sabe nada. 
Me gustó mucho y me parece una apuesta muy creativa, la de afrontar una situación que viven miles de personas a diario en el mundo en su condición de migrantes. Algunas historias son muy divertidas, otras tristes, de los miedos y temores de estar sin papeles, te hace descubrir el mundo desde la óptica de quien está en un nuevo país y tiene que ver como se las arregla para vivir. Como metodología de trabajo es genial, se podrían desarollar muchos proyectos de ese tipo con otras temáticas. Felicidades a los creadores, 3 años después.

Publicar un comentario