viernes, 20 de noviembre de 2015

Encuentro con Luis Chaves en Berlín (poeta costarricense)


 

Hay un amigo que bromeando dice que soy como una especie de agregada cultural extra-oficial de Costa Rica en Berlín. Me hace gracia y me doy cuenta que en general siempre me han gustado las artes, he coqueteado un poco con todas y siempre he tenido amigos y amigas que practican y se expresan a través de diversas disciplinas artísticas, eso hace que haya tenido un acercamiento y una curiosidad genuina a querer saber que se está haciendo que valga la pena.
Por lo tanto y antes de que se devuelva, he decidido hacer un texto de cómo conocí a Luis Chaves, poeta costarricense, que realiza una estancia en Berlín y una entrevista.

Recuerdo que en la época del furor de los blogs, (a la que yo llegué tarde, como en el 2007) me adentré un poco en el mundo de los blogs en Costa Rica y de otros lados. Entre los diversos mundos que había, estaba el literario, dentro de ese mundo descubrí a Tetrabrik.
Luis Chaves tenía una presencia online con luz propia y energía propia, con muchos seguidores y algunos detractores. Creo que más que poner sus textos, comentaba los de los demás, enlaces a otros sitios interesantes, libros que publicaba, quizás por eso no recuerdo haber leído nada suyo en esa época. También sabía que daba algunos talleres de escritura, donde asistían algunos conocidos y sabía que había ganado algunos premios importantes de poesía, como el Premio Hispanoamericano de Poesía Sor Juana Inés de la Cruz 1997 y el III Premio de Poesía Fray Luis de León. 

Más tarde, cuando ya yo vivía en Berlín, recuerdo haber leído algunas crónicas que escribió en la revista Soho. Lo primero que recuerdo haber leído de él y que me impactó fué una crónica de un entierro en San José de la Montaña. Ese texto, me abrió un mundo nuevo y quise leer más.
En la bliblioteca del Cervantes de Berlín (de la que ha sido una maravilla ser socia), había uno libro suyo. Lo leí con gusto y quise leer más. Luego me enteré de que vendría para la Latinale(Festival Rodante de Poesía Latinoamericana en Berlín) por ahí del 2009 o 2010. Y fue aquí en Berlín que finalmente nos conocimos.
A partir de eso, le sigo más o menos la pista y he leído algunos libros suyos, que recomiendo mucho. Cuando he estado en Costa Rica, he ido a alguna lectura de poesía suya o en colectivo. Este año 2015 ha sido becado por la DAAD para pasar un año en Berlín y aunque no lo he visto mucho, se que allá está, al lado opuesto de la ciudad, hacia el sur, con su familia.
Escribe una especie de poesía con prosa o verso libre, donde cuenta pasajes diversos de su vida, de personas importantes, escenas triviales de la vida cotidiana, sintetizadas en unas cuantas frases que yo identifico o relaciono con algo de humor, sabiduría de la vida cotidiana y aceptación de la vida tal como es, con lo patético y bello que tiene. En pocas semanas volverá a Costa Rica. Aproveché su participación en la Latinale 2015 para proponerle hacer una pequeña entrevista y un par de fotos.

¿Por qué disfrutamos más las cosas cuando sabemos que se van acabar?

Uno pestañea y pasan varios meses. Hemos vivido con gran intensidad este año en Berlín, ha tenido un poco de todo. Los primeros meses sentíamos que enero del 2016 estaba lejísimos. Ahora estábamos empezando a acostumbrarnos a la vida aquí ya más bien hay que empezar a hacer maletas.

¿Algún momento especial en Berlín que te llevás en la memoria?

 
Habría muchos. Ahora que nos vamos dejamos gente querida, alguna la conocíamos de antes, otras fueron amistades que se consolidaron aquí. Gente de diversos lugares, diversas nacionalidades. Digamos que las tardes interminables del verano alrededor del mantel del picnic en Tempelhof o el Gleisdreieck.

¿Te gustó la experiencia de vivir como extraterrestre en un país donde no sabés nada de lo que se dice alrededor?
 
Llega a ser incómodo muchas veces. Otras, liberador.

Hay una famosa frase de Twain que dice que la vida es muy corta para aprender alemán. ¿Pudiste aprender algo en este año?
 
Estuve llevando un mínimo de clases la primera mitad del año. Luego llegó el verano y aproveché la excusa de las vacaciones para abandonar. Ya había entendido que para aprender algo tenía que meterme de cabeza en el estudio del idioma. Talvez si si fuera un programa de más años lo habría hecho, pero para un año, ni hablar. Literalmente. 

¿Cuál palabra del alemán no se te olvidará jamás? 

Entschuldigung. (Disculpe, perdón)

¿Algún rincón favorito en Berlín?

Me gustan mucho los parques. Esa importancia que se le da al espacio público. Los lagos y los parques son mis lugares favoritos acá.

¿Si pensaras en una ciudad utópica como sería?

Sin carros, con excelente transporte público.

¿Leiste, escribiste mucho durante este año? ¿O se escribe y se lee más cuando hay menos tiempo?

Leí más de lo que escribí. Y es así como creo que tiene que ser siempre.

¿Lo que más te alegra de volver a Costa Rica? ¿Lo que más te preocupa de volver?

Ver familia y amigos. Estar cerca de nuestras costas. No de los mares de aquí que tienen temperaturas para sociópatas.

Lo que siempre empieza a generar ruido es el eterno tema del trabajo. Llego a San José a buscar brete.

¿La vida es un drama que te lo tomás con humor?

El humor nos salva, definitivamente.

Gracias por tu tiempo Luis y buen final de estadía en Berlín.

                                                                 ..........


Enlazo tres textos que Luis Chaves escribió sobre el Invierno, la Primavera y el Otoño en Berlín.

jueves, 19 de noviembre de 2015

poet-izando


Cuando hablo alemán
generalmente creen que soy
rusa
polaca
o francesa
pero cuando confieso
que vengo
de Costa Rica
me resigno a tener
que dar
muchas explicaciones
ante las miradas atónitas
sobre el porqué
de mi color
y mi fachada
tan blanca
y debo a grandes rasgos
recordar que
América
fué ''descubierta''
hace más de 500 años
y desde entonces
ha sido
invadida
repoblada
por miles de refugiados
buscamundos
trotamundos
marginales
delincuentes
aventureros
negociantes
trabajadores
guerreros e invasores
familias en busca de un mejor futuro
buscando tierras que labrar
de obras por construir
y otros muchos más
personajes de
toda europa,
asia y
africa
Y yo,
como lo atestigua mi rostro blanco
soy una más de ese crisol
de culturas
y de historias
entre varios continentes
que ahora vive en
Alemania
y que cuando habla alemán
parece más una rusa
polaca o francesa
que una tica en Berlín

martes, 10 de noviembre de 2015

El Club de Pablo Larraín, en cines en Alemania



El cine realizado en Latinoamérica vive momentos importantes y el chileno sin duda muy bueno. En todos los grandes festivales de cine hay películas realizadas en América Latina, y en muchos se están llevando los diferentes premios. Ese es el caso de la pelicula chilena El Club de Pablo Larraín, que en su paso por la Berlinale 2015, junto a la película Guatemalteca Ixcanul, se llevaron el Oso de Plata, es decir la segunda mención más importante del Festival. Son esas películas que uno dice, ojalá que las vuelvan a pasar nuevamente, ya que durante la Berlinale no da tiempo de ver todo, ni de saber de antemano cuales van a ser las ganadoras. Así tengo varias películas pendientes de ver y que quizás nunca llegue a ver.
Sin embargo, ese no es el caso de la película El Club, del director de NO, ya que estará en muchas salas alemanas, no ya como parte de un festival, sino en cartelera para el gran público.
Se ve que ha encontrado alguna distribuidora interesada en darla a conocer a un público más amplio, ya que en general tiene muy buenas críticas en varios sitios que he consultado.
Y bueno tengo que decir, que por una simple y sencilla razón lingüistica, prefiero ir a ver películas habladas en español. En Omu. Original mit Untertitel. Original con subtítulos.
Hace unos días fuimos al cine a a ver una peli completamente en alemán y aunque entendí globalmente todo, siempre me quedan diálogos y situaciones sin entender...son una de esas cosas que te dan rabia, el no poder entender al 100% un idioma, después de tantos años. Por eso, siempre que exista la posibilidad, ver pelis en tu idioma, las hace más placenteras y ahora que llegó el frío y la oscuridad, es la mejor época para ir a meterse a una sala de cine.
Aquí el trailer de la peli, por si tienen interés, estará en varias ciudades y cines. Ver cines aquí.