miércoles, 25 de marzo de 2020

Cuando te rechazan en un open call, reflexiones posteriores

Cuerpo-Continente, técnica mixta sobre lienzo, 40 x 40cm, 2018.
El otro día me escribieron para decirme que había pasado la 1era ronda de un open call for artists y me emocioné toda. Si bien ya ni recordaba haberme inscrito, aproveché los primeros días del claustro impuesto por el corona virus para mejorar mi web de arte y que en las siguientes rondas se viera un poco mas seria mi propuesta. Al final enviaron un correo informando de que no había pasado la ronda. No me lo tomé como el fin del mundo, ya que si sobrevivimos al corona virus, ya es bastante decir. Pero les pedí si amablemente me podían dar algunos tips.

Supongo que hicieron un correo general que lo usaron para pasárselo a las rechazadas:

Our choice to reject some artists is based on our limited space and is not necessarily based on lack of quality of the works. I advice to apply with very good quality pictures of the works and most of all strong identity and consistency shown by the artworks.

(Nuestra elección de rechazar a algunos artistas se basa en nuestro espacio limitado y no necesariamente en la falta de calidad de las obras. Aconsejo aplicar con imágenes de muy buena calidad de las obras y sobre todo la fuerte identidad y consistencia que muestran las obras.)
Publicidad - Apóyame como artista y descubre como mi arte se aplica a ropa, decoración y artículos del hogar. Envíos a todo el mundo.





Osea, que eso me deja pensando:

1-Hay que fotografiar mejor los cuadros
En mi caso al menos los más nuevos y los que vendrán. Y que no digan que en casa de herrero cuchillo de palo. Como me dijo una coaching de la BBK el otro día, enfóquese más en el futuro, no tanto en el pasado. Que no pierda el tiempo en ponerme a fotografiar los miles de cuadros y dibujos que tengo. Que me dedique mejor a producir nuevos.

2-Hay que reflexionar el tema de identidad y consistencia  en la obra y el recorrido.

Quizás como dice la respuesta del correo, aunque no hay consistencia en las decisiones y caminos que he tomado, no necesariamente sean de baja calidad las obras. Pero para alguien de afuera y en comparación con una gran cantidad de artistas de altísimo nivel, quizás se nota que el tema de  la identidad está confuso. Quizás porque buscan un producto homogéneo para vender. Quizás porque los que venden arte lo miran con lentes de mercadeo, de branding y diseño.

Muchos y muchas artistas trabajan en una línea de investigación muy clara y puntual, y se les puede reconocer muy bien por lo que hacen, con ver el trabajo se puede decir a simple vista, es un tal, es un tal otro. Se les reconoce por los colores, la línea, el tipo de formas, la gente puede identificar el estilo, un juramento con esa estética.

Por alguna razón, yo no he sido así tan constante, aunque en el uso de los colores si hay una constante. Tengo que seguir investigando y reflexionando el porqué. Quizás porque no he trabajado para ninguna galería, y cuando creo, lo hago en función de mis necesidades e intereses del momento. 

Vivo el ahora, como está tan de moda decir. Lo que ese día me salga es lo que vale, y no siguiendo necesariamente caminos previamente caminados. Porque he caminado tantos caminos, que me aburre repetirme y volver a caminar por lugares ya vistos, siempre estoy buscando innovar para mi misma. Si fuera una caminante como lo fui en algún período de mi vida, sería como buscar nuevas montañas y caminos por recorrer, nuevos retos cada día.



Trabajo y abro investigaciones en muchas direcciones y luego no siempre desarrollo todos los caminos. Abrazos, sandías, barcas, abstracto, figurativo, muchos colores. Hay de todo, como en la vida, reflexiones, ideas, borradores, listas, contradicciones, cosas pendientes, encuentros, películas, personas, viajes, conversaciones, paisajes, tristezas, dolores, alegrías, pérdidas, temas que nos interesan e impactan más en un período o en el otro.

Lo cierto es que tengo que seguir el consejo de algunas amigas, que se dedican a rellenar solicitudes de open calls al por mayor y que alguna funcionará en algún momento. Seguir trabajando o retomar el trabajo, fotografiar bien la obra, y repensar como hacer para que la obra mantenga cierta línea y coherencia.

Alguna vez les han cuestionado ese tema en relación con su propia obra? Y como lo han solucionado, que recomiendan hacer?