sábado, 6 de septiembre de 2008

Una expo y un puente

La expo
Como he estado trabajando de noche, he tenido pocas oportunidades para realizar actividades varias, entre ellas, una a la cuál estaba acostumbrada en chepe: asistir a exposiciones de pintura. Más específicamente, inauguraciones o vernissages. Otras razones que me han echado p' tras han sido por ejemplo que a veces las revistas de actividades son un poco complicadas de leer, y el no conocer la ubicación y tener que ponerse a buscar en mapas es a veces una pereza. Cosa que allá eran casi siempre los mismos sitios. Pero me encontré con una revista latina de lo que sucede en Berlin, y como que me sentí más entusiasmada. La expositora era una uruguaya.

Aún así, busque en el mapa, sabía que era en un barrio muy animado de la ciudad(Kreuzberg) y a pesar de la mas de media hora en cleta, llegué al lugar, mientras recordaba las tantas expos que asistí allá, y que siempre cumplieron varias funciones.
Por un lado ver la obra, sea cual sea, fotografía, pintura, instalaciones, lo que equivale a enterarse sin que te lo cuenten, que está sucediendo en el medio. Por otro lado tomar vino, por otro lado ver gente conocida y a veces conocer gente nueva. Así que como tenía experiencia en este ramo, me aventuré a ver si se cumplían varios de los objetivos.(menos las ver gente conocida)

Una vez en la galería, muy bonita por cierto, todo era en ladrillo, incluído el techo. La gente llegaba se saludaban, se escuchaba hablar en español con acento rioplatense y alemán. Nada que no hubiera visto en cuanto al desarrollo de la actividad. La obra interesante, diría una lección de no color, de escaso uso de la linea y de espacios melancólicos y llenos de borrones, como queriendo tapar algo, pero dejándolo evidente. Disfruté de la obra. Y también del vinito, del cuál no era la idea abusar, sino simplemente disfrutar de la obra con una buena copa. A pesar de que estaba con ganas de conocer gente pues no se dió.

Perdí el aliento de ponerme socializadora, cuando en la zona de fumado,intenté abordar a una señora que parecía latina, porque tenía unos aretes colorinches como de unos pericos o loros. Le pregunté si hablaba español, pero me dijo que no, como evitandome y se fué. Así que simplemente aproveché para rozarme con la gente, escuchar un poco de alemán y ver la emoción de la joven expositora ante la exposición.
El puente
Luego de eso, me encontré con unos amigos y los llevé a un lugar en la cercanía que había conocido noches atrás. Me había llamado la atención y pensé que era un buen lugar para ir, así que compramos una cerveza en un Spät Kauf, que vendría a ser como el ampm, en el sentido de que abren hasta tarde, pero son tiendas donde venden revistas, golosinas y bebidas.
El lugar este, es un puente sobre un canal no muy ancho. Y las juventudes han tomado el puente como lugar de encuentro. Todos están sentados en el piso o sobre unos pilotes de medio metro que son para que los carros no se metan en la zona peatonal. Son unas cuantas decenas de jóvenes que se reúnen ahí, sin más pretenciones que tomar cerveza sobre el puente, hablar, vacilar, encontrar gente. Simpático. Ahí nos sentamos, y bebimos, hablamos.
Lo más interesante de esa noche, fué ver como apareció primero una mujer pidiéndonos las botellas vacías, pero no las habíamos terminado todavía. Luego vimos que se dedicaba a recoger las botellas para luego ir cambiar el envase por dinero. Esa misma tarde, estuve en un supermercado devolviendo una buena cantidad de botellas que tenía acumuladas en la casa, lo que no sabía era que te devuelven bastante dinero por cada una. Por ejemplo las de plástico varían entre 15centavos de Euro, hasta 25 centavos las más gruesitas, y algunas de vidrio en 8centavos, las latas todavía no se porque no tenía ninguna. En total recogí 8 Euros. Y el euro está a 850 colones actualmente.
Al rato apareció otra mujer con su carrito de supermercado recogiendo botellas. Al final apareció un hombre, lo que hacía 3 personas en el espacio de 75mts de largo, esperando las botellas de los jovenzuelos. Me recordó la pelicula de Zorba el griego, cuando las mujeres se peleaban por las cosas que bubulina tenía cuando murió.
Bueno no es nada raro, pues eso allá se ve mucho, aún así me llamó la atención que hubiera todo un mundo de recogedores de envases, para redondearse el mes. Eso tomando en cuenta que Berlin es el estado con más desocupación de toda Alemania 17,7 del total de la PEA. En total en Alemania 8, 3 millones en el 2006 estuvieron en desocupación y pequeño detalle, tomando ayuda del estado, porque aquí quien está desocupado toma dinero del Estado. 45,6 milliardos de euros se reparten entre las diferentes tipos de ayudas que da el estado. Y bueno a pesar de que muchos reciben el dinero del estado, a veces no es suficiente y la gente se busca opciones para mejorar la entrada...
A partir de hoy, ninguna botella mal puesta en la calle será vista como antes.
pd- las fotos del puente son agregadas despues, en su situación diurna, pero tiene el mismo aspecto que durante las noches...