sábado, 8 de agosto de 2015

Residencia artística en Venecia: Taller de grabado en la asociación Doppio Fondo


"¿Cómo es el paraíso?
-Como Venecia, espero, un lugar lleno de italianas e italianos. Un sitio que se usa y se desgasta y que sabe que nada perdura, ni el paraíso, y que eso al fin y al cabo no importa." Roberto Bolaño *


La primera residencia artística que realicé fue en el 2013 en Venecia, fue el lugar que me abrió las puertas al mundo del grabado. Este año he vuelto a Venecia durante el verano, pero no a la misma asociación de la vez pasada, sino a la asociación Doppio Fondo.
Durante el taller de serigrafía en Doppio Fondo
La asociación DoppioFondo surge en el 2014 como una iniciativa de los artistas Vanessa Milan y Tiziano Ciao, quienes se graduaron en la Academia de Venecia y trabajaron en otras asociaciones de grabado y aunque son muy jóvenes tienen muchos años de experiencia. A esta nueva etapa se han unido la artista suiza Carlotta Di Steffano y el francés Nicolas Magnant. Todos apuestan por este espacio en el corazón de Venecia, el cual es el laboratorio de sus propios trabajos y proyectos, a la vez que asisten en calidad de asociados, otros artistas también afincados en esta ciudad.

De izquierda a derecha: Nicolas Magnant, Carlotta Di Steffano, Tiziano Ciao y Vanessa Milan.
Vista del taller con la prensa
Taller Doppio Fondo
El taller de 100mts2 con salida de agua, ofrece la posibilidad de trabajar en las diferentes técnicas de grabado con técnicas no tóxicas y serigrafía. La posibilidad de comprar papel y materiales que hagan falta es muy simple ya que muy cerca hay una tienda de arte bastante bien surtida.

Durante esos días Carlotta di Steffano estaba terminando su libro
La misma asociación está iniciando un proceso de crear su propia editorial de libros de artista con el sello Doppio Fondo, dan talleres diversos abiertos a la comunidad interesada, participan y son parte del proyecto-festival Gatarigole que reúne a varias asociaciones y grupos de profesionales, artesanales, artísticos y alimenticios en una jornada abierta que muestra  le cose belle y la vida que hay en Venecia y de sus habitantes y no solo la Venecia turísitica.


Durante 2 semanas he trabajado principalmente en linóleo y un poco de grabado en metal, participé en un taller abierto de serigrafía(por primera vez), visité la Bienal de arte y compartí muchísimo con esta gente entusiasta y cariñosa de 2 maravillosas semanas de trabajo, amistad y verano.
Láminas transparentes usadas en la técnica de serigrafía
Vanessa y Tiziano acomodando la tela serigráfica
Proceso de aplicación del color en serigrafía
Aproveché para bocetear mucho antes de entrar a los diseños finales y si bien podría haber producido más, debo decir que esta vez no he logrado tantos trabajos como otras veces, si bien estoy más que satisfecha con dos o tres de ellos y también con el mismo hecho del boceteo.  Si bien siento que tengo que volver a estampar los trabajos en linóleo, para tener una mejor calidad quizás con la técnica de la cucharita, ya que los hules que utilizo se deforman en la prensa.
Prueba de stampa, ''Cocai'' Linóleo sobre papel

Prueba de stampa, ''barcas'' acquaforte y acquatinta sobre papel
Prueba de stampa, '' Inconsciente colectivo'' linóleo 2 colores
La mayoría de los que trabajan en Doppio Fondo son gente joven, por lo que el ambiente es muy relajado y divertido, todos son gente divina y entregados a sus pasiones creativas, solidarios, dinámicos y entusiastas.
Si alguien tiene interés de ir a trabajar a este taller, lo mejor es ponerse en contacto con ellos. Tres de ellos hablan inglés y Vanessa un poco de español, dos de ellos francés, aunque quizás lo mejor es también tener una base de italiano.
Yo los adoro y seguramente volveré. Lunga vita a Doppio Fondo é a Venezia!!

* La última entrevista a Roberto Bolaño por Mónica Maristain

Residencias artísticas para artistas


Foto del curso de serigrafía durante la residencia
en el taller de Grabado Doppio Fondo, Venecia, Italia

Por tercera vez consecutiva, este verano he decidido invertir mis vacaciones en un espacio para la creatividad. Para eso las residencias artísticas son una de las mejores opciones. Hay varios sitios web donde se expone una amplia lista de residencias artísticas, como transartists.org, resartis.org, artistcommunities.org,  thatscontemporary.com entre las más importantes. 
Las hay en las cuales uno es becado. Estas insituciones o fundaciones tienen ''deadlines'' para enviar las informaciones necesarias y hay de muchos tipos; para escritores, músicos, bailarines, escultura, artes aplicadas, vidrio, cine, textil, pintura, grabado, curaduría, científicas entre otras muchas posibilidades y también en tantos lugares y países que es increíble, pero hay que decir que la mayoría están en Europa y Estados Unidos, pero también en Argentina, Japón, Armenia o Rusia y algunos países no ofrecen ninguna alternativa, cuando bien podrían ofrecer al menos cursos y opciones para artistas internacionales.
Hay que revisar bien el perfil de cada institución para ver cuales son sus puntos fuertes, que buscan, que intereses tienen, que desean y que ofrecen al artista en residencia. Algunas son bastante caras pero suelen ofrecer los documentos necesarios para que la gente busque patrocinios o ayuda de sus países.
El inconveniente de estas es que hay que concursar y tener muy claro lo que se desea realizar y que calce perfectamente con los objetivos y concepción del arte de la institución que ofrece las residencias y por otro lado que suelen ser de varios meses. Para personas que no tienen un trabajo fijo y tienen la posibilidad de ir y venir sin muchos inconvenientes es una buena opción, pero es por concurso y no ha de ser fácil conseguir estar entre los ''elegidos''.
Como no puedo darme el lujo(aunque me encantaría) de irme varios meses (2-6 meses) aunque me pagaran (pero hay que elegir entre residencia o el trabajo fijo) suelo buscar las que ofrecen residencias o cursos privados de verano en los que uno mismo se encarga de todo, pasaje, estadía y curso. Algunas residencias tienen los espacios para dormir y otras no. El asunto es buscar la residencia que mejor funcione para uno, con los objetivos que uno tiene y las posibilidades de transportar o no materiales así como con el costo de la misma.
La primera residencia la realicé en el2013, desde ese momento me pareció que lo más conveniente para las residencias era que no fueran muy lejos(valor del tiquete y conexiones directas), que pudiera comunicarme con la gente del lugar (idioma), clima (SOL), que no tuviera que llevar mucha carga de materiales y por supuesto el precio por semana se ajustara a mi presupuesto y que me pareciera justo por lo que ofrecen.
Soy pintora y no me veía cargando con telas, pinceles y pinturas de allá para acá. Por eso fue que decidí empezar con una residencia de grabado, ya que no hay que llevar nada en especial en la valija, a no ser que uno quiera llevar sus propios materiales y papeles, pero las herramientas de trabajo ya están en el taller y los materiales generalmente también se pueden conseguir in situ. Luego uno se trae los trabajos en una carpeta y listo.
Cada uno según su presupuesto, posibilidades e intereses puede encontrar la residencia que mejor le resulte. 
Recomiendo como una experiencia muy positiva a todas las personas creativas y que se lo puedan permitir, el realizar estas experiencias de cursos y encierros creativos en otras ciudades o países, ya que uno se dedica a trabajar, sacar obra nueva y a conocer lugares y a gente muy interesante relacionada con los lugares a donde uno va o a otros artistas residentes.
Si alguien me quiere invitar para alguna residencia me pueden contactar, suelo escribir en mi blog las experiencias vividas, de manera que se genera material online que beneficia a las instituciones a las cuales asisto.
En el próximo post, contaré a grandes rasgos mi experiencia en la residencia de grabado en Venecia en el taller Doppio Fondo.