jueves, 22 de octubre de 2015

Refugiados en Berlín: Links de sitios donde hacer donaciones

Familia, Tiza pastel, 2004
 El tema de los refugiados es un tema candente en Alemania. Se habla todo el tiempo y la verdad es una situación bien difícil en general, pero en especial para las personas refugiadas, que son las que al fin y al cabo está tratando de salvar sus vidas. Para los alemanes es un debate entre los que no quieren saber nada y los que si están de acuerdo.
De los medios de comunicación, la verdad es que estoy harta, nadie dice las verdades, solo cosas a medias, nadie informa realmente, por ejemplo de las verdaderas razones de todos esos conflictos en medio oriente. Los medios de comunicación en general y en todo el mundo son solo medios de desinformación y oportunismo amarillista de clics y tendencias, de lobbys para unos o para otros. Deforman las noticias y las vuelven tendenciosas para que la gente las interprete con la poca información que manejan. Y como existe un gran desconocimiento de los hechos verdaderos, se presta para mezquindades, para temores, xenofobias, odios y sentimientos confusos.

Prefiero a veces no leer nada de las mentiras que nos quieren imponer. Por medios alternativos, uno se encuentra interpretaciones, verdades a medias, que si el gas, que si el petróleo, que Siria es un país estratégico, que si Rusia, que si Estados Unidos, que si Alemania, que si aliados o que si guerra de religión. Todo el medio oriente y todos los países son estratégicos cuando se trata de explotar sus recursos naturales y a sus gentes. Vivimos la ley del más fuerte y del capitalismo salvaje, así que todo lo que se explota se convierte en $ para algunos pocos.

Estoy harta de las guerras y de que la gente común y silvestre seamos simples peones de decisiones que implican la muerte, la violencia, la destrucción de pueblos, ciudades y vidas enteras para el bienestar de unos pocos y mucho más.
La gente, nuestros antepasados, se han movido y dejado sus tierras desde tiempos imemoriales, desde que nos convertimos en homo-sapiens y tuvimos que buscar mejores condiciones ambientales para sobrevivir, hemos invadido todo el planeta, para desgracia del resto de las especies animales. Ya sea por cuestiones ambientales o territoriales de guerra, por curiosidad, por descubrir, la gente se ha movido por los 5 continentes, siempre. Todos somos de esta tierra, todos venimos de africa. Mucho después vinieron las religiones y mucho después las naciones.
Hoy, mucha gente de muchos y lamentablemente de demasiados países, tienen que abandonar sus tierras, porque no ofrecen un sitio adecuado para desarrollarse, vivir, criar a niños, tener una vida sana. O lo han perdido todo, o han perdido familiares, negocios, trabajo, paz.
En Alemania muchas organizaciones civiles, asociaciones y grupos de toda índole se han puesto manos a la obra para ayudar a las instituciones a solventar las necesidades más urgentes de los refugiados que llegan día con día y que pueden tardar días hasta que se apruebe su situación legal de refugiados.
Por una cuestión informativa pongo aquí algunos links donde se puede ayudar. El primer link, ponen  por ejemplo, las necesidades de varias organizaciones en Berlín. Algunas requieren urgentemente de ropa interior, toallas, sandalias, abrigo, medias, zaptos, tiquetes de transporte, espuma de afeitar, abrigo de invierno. Ampliarán su vocabulario revisando esta lista, además de que quizás tengan alguna que otra cosilla en casa que puedan donar a alguna de las organizaciones.
VER LISTA
En la parte de arriba de la lista, está la organización que requiere de tales o tales artículos, donde dice: Name & verlinkte Bedarfliste
Y cada nombre enlaza con la organización, con dirección o teléfonos o persona de contacto de cada organización.
El portal de la ciudad de Berlín también ha puesto una lista de las diversas asociaciones que están ayudando a los refugiados. VER LINK AQUÍ
Evidentemente toda la información está en alemán. Este artículo es para hispanohablantes en Berlín que aún no se han unido a donar o colaborar de alguna manera y no saben donde hacerlo. Revisando el ropero quizás todos encontremos algo que ya no usamos, que esté en buen estado y que le pueda servir a otras personas.
Así que como los Fabulosos Cádilacs, en este clásico que finaliza este artículo, digo:
Yo no voy a la guerra,
a la violencia,
a la injusticia,
ni a tu codicia,
digo NO, digo NO, digo NO, digo NO, digo NO(10veces)
Paz en el mundo.

Los malos bichos son muchos y ojalá, espero, que algún día, en un futuro de la humanidad, las cosas puedan ser de otra manera.


Publicar un comentario