jueves, 18 de diciembre de 2008

Gris eterno

Como si se tratara de un castigo que la naturaleza le impusiera a los países nordicos, el invierno que aún no ha empezado se ensaña sobre sus pobladores. El castigo es no ver por varios meses el SOL. El astro mayor de nuestro sistema solar es mas un objeto del deseo, que una realidad.
Aunque todos saben que está ahí, en alguna parte, nadie lo puede ver, ni confirmar su existencia.
Aún así, se sabe que detras de los nubarrones grises que envuelven estas superficies ahí está Él.
Como al amante al cual se desea ver, y abrazar, pero que está irremediablemente lejos.
El Sol en alemán es femenino:Die Sonne y la Luna masculino: Der Mond. No importa el género que se les atribuya, aquí en estas épocas, ambos han de estar pasandosela muy bien, y nos tienen abandonados.
Porque en serio, pueden ser ya dos meses, y habré visto al sol, esa cosa redondota y brillante, una vez. Un rayo directo cayendo sobre una acera...Pero tímido. A la luna y a las estrellas, dos veces.
Son aproximadamente 8 horas de luz diarias, y la intensidad del gris permance homogéneo durante las ocho horas, con excepción del amanecer y el atardecer, que son grises que se mezclan con sus tonos mas oscuros.
Gris, gris, gris, gris, gris, grrr, gris, grau(en aleman), grrr...grauuuuuuu
Los últimos días en Costa Rica, disfrutaba cada rayo de sol, los ya potentes de las 6 de la mañana, los de las 10 de la mañana que ya eran(y siguen siendo) casi quemantes, los de las 12 am que son casi insoportables, los de las 3pm que son una delicia....y claro los atardeceres teñidos de hermosos colores.
Ni que decir cuando se tienen costumbres noctámbulas y se termina viviendo en la eterna oscuridad, absorviendo 3 a 4 horas de luz a través de este cielo triste.
Parece mentira, pero se puede extrañar el Cielo. Un escampado, un horizonte..cirrocúmulos, altocúmulos, altostratos, estratocúmulos, cúmulos, cumulonimbos...en cambio aquí diría que es un eterno Estrato. Extraño ver los dibujos en el cielo e imaginar un dragón, una señora gorda con una gran sonrisa, un perrito comiendose un hueso, o un patito aprendiendo a nadar....extraño ver esas nubes pasajeras, nubes matutinas mas altas, nubes grises cargadas de lluvia que parece que te van a aplastar y acabar con todo a su paso, nubes que se le atraviesan rapidamente al sol y después siguen su camino...Pero dicen que pronto va a nevar, asi que eso si es algo que puede ser bonito, ver el blanco por doquier
Quiero compartir otro músico que he descubierto en estos tiempos(Talvez ya lo conocen). Erik Satie. Francés 1866-1925. Estas dos piezas son una maravilla..




sábado, 15 de noviembre de 2008

El largo otoño invierno primavera

Hace ya varias semanas que los nudistas del Tiergarten dejaron de salir a tomar sol y aprovechar los rayos que por muchos meses ya prácticamente no veremos. El Tiergarten es un parque muy grande en el centro de Berlin. Vendría a ser como la Sabana, el Bois de Boulogne en Paris, o el Central Park de Nueva York. La diferencia es que aquí los nudistas en verano forman parte del paisaje, cosa que en los demás parques sería un escándalo. En ese sentido los alemanes tienen una forma de pensar muy diferente. Mientras que en chepe algo así sería portada de la Extra, aquí pasa inadvertido, no es noticia, no es titular, es mas bien algo normal. Claro no son todos los que hacen nudismo, hay algunos sectores, pero es justamente por donde paso todos los días.

Enfin, muchas hojas ya se tiñeron de rojo o amarillo, algunas aceras están llenas de hojas, otras en cambio están nuevamente limpias, pues como muchos árboles ya botaron todas sus hojas los camiones recogedores las dejaron como si el otoño ya hubiera pasado.
Temperaturas de 1 a 8 grados, a las 4:30-5:00 ya es de noche, guantes, gorro, mallas bajo el pantalon, chaquetona, y demás accesorios....y esto por lo menos hasta marzo-abril, es decir unos 6-7 meses de frío, y el resto una especie de verano con algunos días bien calientes. Aún así no me bajo de la bici, talvez cuando llegue a -10 lo piense antes de salir de la choza. No me quejo, así es.
Con respecto a este pequeño canal que vemos en esta foto, es interesante. Es un canal que atraviesa varios kilometros a través de la ciudad y que pasa cerca de nuestro apto. Lo seguimos en bicicleta tal vez unos 10km rumbo a la fuente, a la que no llegamos.(raro era pensar que esos ríos y riachuelos no se originan en montañas, pues aquí todo es plano, estos riachuelos estarían originados en pequeños lagos que son bastante comunes en la zona).
Si hay algo super tuanis aquí en Berlin es la CANTIDAD de espacios verdes, zonas de recreación, parques y zonas arboladas. Es rajado, uno puede encontrar miles de zonas verdes, senderos de caminata y ciclovías en medio de la ciudad, y de repente sentirse en el campo como lo testimonia esta foto. El concepto de áreas verdes y públicas está muy pensado en dar mejores condiciones de vida a los habitantes de la ciudad.

domingo, 19 de octubre de 2008

Dos Accidentes en 6 meses

En seis meses que llevo aqui, me he caído una vez de la bici, y he atropellado a dos personas. Diría entre otras razones, que las probabilidades de accidentes en una ciudad donde hay tantos ciclistas se incrementan(yo misma me muevo ya desde hace unos meses exclusivamente en bici). A pesar de que hay ciclovías prácticamente en cada calle y avenida, semáforos para los ciclistas, las probabilidades aumentan, y en mi caso porque la bici, son de esas que tienen freno con los pedales en la rueda de atrás y los nuevos frenos que le puse a la rueda de adelante no son buenos ya que no puedo frenar de improviso. Si voy con velocidad el freno no responde con la rapidez que necesito. Estoy preocupada, hace unos días otro dia atropelle a una señora mayor que también iba en bici, y se golpeo la cabeza, pero al final ella aceptó que ambas teníamos la culpa porque no miró en el cruce por donde ella venía...Luego el otro dia un chiquito que perseguía un globito que se lo llevaba el viento de estos días de otoño, se me atravesó y pobre pecadito, que lo arrollé a pesar de que ya había frenado. Los dos teniamos la culpa, yo por ir rápido-cosa cuestionable-, y por que los frenos no respondieron con la urgencia que requiere una emergencia, y el niño simplemente por ser un niño, que no ve a los lados¡¡¡Porque es un niño es la más simple explicación!!!, y se atravezó sin darme chance a reaccionar. Ay, lo peor es que en los dos accidentes, no sabía ni como disculparme, me salía en mal alemán,..ich Entschuldig mich....que horror...el pobre niño lloraba...y las señoras venían a hablar conmmigo, asustada pero explicando la situación que ellas mismas vieron...nos dimos la razón...El niño como todo valiente, al ratito ya se le había pasado, a pesar de que el susto ha de haber sido terrible..Por un lado, me digo que el pobre niño, al menos tendrá una anécdota para contar, un evento que hizo su vida mas interesante...un relato para el futuro, o una fobia de por vida hacia las bicis......Y yo voy a quejarme con el mecánico, y ser mas atenta a partir de ahora.

sábado, 11 de octubre de 2008

Venezsia, Venezia, Benetke.......


Pues he estado media desaparecida, tanto por razones de viaje, como por razones ocultas que ni yo puedo responderme. El asunto es que fuimos a visitar a la familia de mi gondolero, en Italia y en vista de que estaríamos cerca de Venecia, no pudimos evitar pasar por ella.(ni tampoco contenerme de meter un montón de fotos en el blog)
Es más de Venecia, "poco es lo que se puede decir", de una ciudad tan reconocida, tan vista, tan fotografíada, retratada, escrita...y bueno, hasta mal me siento de hablar de ella sabiendo tan poco. En un día y medio, recorrimos lo que pudimos de tan enigmática ciudad. Callecitas, puentecitos y placitas. Todo maravilloso, y como tantos miles, la retratamos nuevamente como a una obra de arte viviente, que no deja de perder popularidad, a pesar de sus zonas en abandono, en decadencia. Los siglos que corren por sus canales y pequeños edificios de habitación, hacen de esta pequeña urbe acuatica una auténtica e incomparable ciudad en medio de unas islas. Cuanta historia corre por sus venas!!!!, y uno con que ignoracia recorre sus rincones, sin imaginarse todo lo que ahí habrá sucedido, pintores, artistas, mujeres y hombres que pasaron por ahí dejando un pedazo de piel. Sus espacios, callejuelitas, caminos sin salida, puentecitos privados para un solo edificio o casa familiar, “calles”, como las llaman en dialecto veneto, de un metro de ancho y tal vez con dos edificios de 3 o 4 pisos, que mutuamente se dan sombra. Sábanas tendidas en el balcón, ropa, y otras telas, evidencian que más allá de ser un polo extremadamente solicitado para el turismo, sus aproximadamente 60 000 habitantes fijos, han de convivir a diario con otros tantos miles que a diario no dudan en pagar por las caras habitaciones que hay. Cifras entre los 20 y 22 millones de turistas al año pasan por esta ciudad!!!(el Turismo es según las autoridades ya un problema de sostenibiliad, pues ahuyenta a los ciudadanos y se convierte poco a poco en un mero escaparate turístico...que triste..el turismo, contrario a nosotros en las zonas naturales, en Europa es en las ciudades) El turista se convierte en un habitante más de la ciudad. Son cientos los que invaden, al igual que uno, las callejuelas sorprendidos por cada rincón, por sus pequeñas maravillas. Fotos y fotos son el pan de cada esquina, y no se sabe cuando los que se cruzan en tu camino son locales o turistas, queda siempre la incógnita de descubrir algún morador, para ver en su rostro el significado de lo que significa vivir en Venecia. En todo caso serán, los que trabajan en las miles de tienditas de souvenirs, restaurancitos, cafecitos, supermercados e instituciones varias que hay en la ciudad. Los que de una u otra manera sirven al resto de la población: la flotante, es decir los turistas. Además estarán otros asociados a las actividades públicas como enseñanza, universidades, escuelas, museos, institutos y academias, pero que poco a poco dsiminuyen. Otros tantos vivirán en los alrededores de la ciudad, pues los alquileres son muy altos, y a pesar de que antaño era una isla, tiene una franja de unos cuantos kilometros que une la isla con tierra firme, por donde pasan varias lineas de tren y una carretera. Esta franja une a Venecia con una ciudad, Mestre, que a su vez vive tambien del turismo de su vecina mas bonita, pues ahi está la estación de tren un poco más grande, los hotelitos y pensiones son también más baratos. Ahí fué donde nos quedamos.Si bien a Venecia, entran autos, es solo hasta una zona de parqueo, o algo por el estilo, pues lo que es la ciudad antigua, no hay auto que entre o bicicleta que ande mas de unos metros sin que se encuentre un puentecito o escaleras. Los invalidos son en esta ciudad, no muy bienvenidos. Es una ciudad exclusiva para peatones, pues cada tantos metros hay un puente, y opa, a subir unas cuantas graditas y volver a bajarlas. Se siente un silencio milenario cuando uno se aparta de las calles invadidas por turistas.Tiene un canal, que vendría a ser como la Avenida central, es el más ancho de los canales, y atraviesa la ciudad haciendo unas cuantas curvas. Ahí hay un barquito, o “vaporetto” como le dicen, que vendría a ser como Sabana Cementerio, sube y baja, sube y baja. Ese no es tan caro, y para ir de una punta a la otra, entre las tantas paradas, dura aproximadamente 40mn. Muchos habitantes tienen sus lanchas privadas y luego hay taxis en lanchillas privadas a motor, y después están por todo lado parqueadas las miles de góndolas, unas reposando, otras con sus respectivos gondoleros esperando que los turistas que paguen aprox 80 a 100 euros por media hora de un recorrido por uno que otro canalito. Todo es carísimo, en general. El internet, por ejemplo es el mas caro que hemos visto, de 8 euros las hora.
Por supuesto no lo utilizamos. Caminamos como locos, pues ahi no hay tiempo que perder.
Lo más loco de todo, es que con solo haber estado uno solo día, después de estar en Venecia, uno sueña con ella, dos a tres noches seguidas. Como todo sueño que no es premeditado, las imagenes de la ciudad recorren los sueños, como collages de los tantos lugares, las aguas que suben y bajan, que quieren meterse por debajo de los portales de las casas, sus ventanitas, balconcitos, estucos descascarados, escaleritas, rincones y callejuelas. Es increíble, pero tiene un efecto inconsciente sobre uno, que no te deja. Vivir ahí debe ser una cosa rarísima, una mezcla de sueño y realidad, y la siempre amenazante marea, que inunda algunas de las zonas más bajas, y ha de entrar hasta los corredores de las casas. En las pantallas informativas están siempre anunciando las horas pico de la marea, pues en marea alta, que si bien no es como la del Oceano Pacífico, sino la del mar Adriático, generan aún así sus pequeñas inundaciones. Pero ya están haciendo planes para prevenir futuras inundaciones. Enfin. Los dejo por ahora...
Venecia Wikipedia

sábado, 6 de septiembre de 2008

Una expo y un puente

La expo
Como he estado trabajando de noche, he tenido pocas oportunidades para realizar actividades varias, entre ellas, una a la cuál estaba acostumbrada en chepe: asistir a exposiciones de pintura. Más específicamente, inauguraciones o vernissages. Otras razones que me han echado p' tras han sido por ejemplo que a veces las revistas de actividades son un poco complicadas de leer, y el no conocer la ubicación y tener que ponerse a buscar en mapas es a veces una pereza. Cosa que allá eran casi siempre los mismos sitios. Pero me encontré con una revista latina de lo que sucede en Berlin, y como que me sentí más entusiasmada. La expositora era una uruguaya.

Aún así, busque en el mapa, sabía que era en un barrio muy animado de la ciudad(Kreuzberg) y a pesar de la mas de media hora en cleta, llegué al lugar, mientras recordaba las tantas expos que asistí allá, y que siempre cumplieron varias funciones.
Por un lado ver la obra, sea cual sea, fotografía, pintura, instalaciones, lo que equivale a enterarse sin que te lo cuenten, que está sucediendo en el medio. Por otro lado tomar vino, por otro lado ver gente conocida y a veces conocer gente nueva. Así que como tenía experiencia en este ramo, me aventuré a ver si se cumplían varios de los objetivos.(menos las ver gente conocida)

Una vez en la galería, muy bonita por cierto, todo era en ladrillo, incluído el techo. La gente llegaba se saludaban, se escuchaba hablar en español con acento rioplatense y alemán. Nada que no hubiera visto en cuanto al desarrollo de la actividad. La obra interesante, diría una lección de no color, de escaso uso de la linea y de espacios melancólicos y llenos de borrones, como queriendo tapar algo, pero dejándolo evidente. Disfruté de la obra. Y también del vinito, del cuál no era la idea abusar, sino simplemente disfrutar de la obra con una buena copa. A pesar de que estaba con ganas de conocer gente pues no se dió.

Perdí el aliento de ponerme socializadora, cuando en la zona de fumado,intenté abordar a una señora que parecía latina, porque tenía unos aretes colorinches como de unos pericos o loros. Le pregunté si hablaba español, pero me dijo que no, como evitandome y se fué. Así que simplemente aproveché para rozarme con la gente, escuchar un poco de alemán y ver la emoción de la joven expositora ante la exposición.
El puente
Luego de eso, me encontré con unos amigos y los llevé a un lugar en la cercanía que había conocido noches atrás. Me había llamado la atención y pensé que era un buen lugar para ir, así que compramos una cerveza en un Spät Kauf, que vendría a ser como el ampm, en el sentido de que abren hasta tarde, pero son tiendas donde venden revistas, golosinas y bebidas.
El lugar este, es un puente sobre un canal no muy ancho. Y las juventudes han tomado el puente como lugar de encuentro. Todos están sentados en el piso o sobre unos pilotes de medio metro que son para que los carros no se metan en la zona peatonal. Son unas cuantas decenas de jóvenes que se reúnen ahí, sin más pretenciones que tomar cerveza sobre el puente, hablar, vacilar, encontrar gente. Simpático. Ahí nos sentamos, y bebimos, hablamos.
Lo más interesante de esa noche, fué ver como apareció primero una mujer pidiéndonos las botellas vacías, pero no las habíamos terminado todavía. Luego vimos que se dedicaba a recoger las botellas para luego ir cambiar el envase por dinero. Esa misma tarde, estuve en un supermercado devolviendo una buena cantidad de botellas que tenía acumuladas en la casa, lo que no sabía era que te devuelven bastante dinero por cada una. Por ejemplo las de plástico varían entre 15centavos de Euro, hasta 25 centavos las más gruesitas, y algunas de vidrio en 8centavos, las latas todavía no se porque no tenía ninguna. En total recogí 8 Euros. Y el euro está a 850 colones actualmente.
Al rato apareció otra mujer con su carrito de supermercado recogiendo botellas. Al final apareció un hombre, lo que hacía 3 personas en el espacio de 75mts de largo, esperando las botellas de los jovenzuelos. Me recordó la pelicula de Zorba el griego, cuando las mujeres se peleaban por las cosas que bubulina tenía cuando murió.
Bueno no es nada raro, pues eso allá se ve mucho, aún así me llamó la atención que hubiera todo un mundo de recogedores de envases, para redondearse el mes. Eso tomando en cuenta que Berlin es el estado con más desocupación de toda Alemania 17,7 del total de la PEA. En total en Alemania 8, 3 millones en el 2006 estuvieron en desocupación y pequeño detalle, tomando ayuda del estado, porque aquí quien está desocupado toma dinero del Estado. 45,6 milliardos de euros se reparten entre las diferentes tipos de ayudas que da el estado. Y bueno a pesar de que muchos reciben el dinero del estado, a veces no es suficiente y la gente se busca opciones para mejorar la entrada...
A partir de hoy, ninguna botella mal puesta en la calle será vista como antes.
pd- las fotos del puente son agregadas despues, en su situación diurna, pero tiene el mismo aspecto que durante las noches...

domingo, 31 de agosto de 2008

Anotaciones sobre lo que es una buena fiesta


El otro día le comentaba a una amiga de allá, por chat, que desde que he llegado, no me he pegado una sola buena fiesta. Con esto no quiere decir que no haya tomado cerveza, y haya movido el esqueleto bailando un poco. Porque si lo he hecho, no en exceso, pero lo he hecho. A lo que me refiero con una buena noche de fiesta, es una de esas noches que se convierten en una especie de catarsis, de dejarse ser entre los otros, de entablar contacto con personas que generalmente son cercanas, pero que pueden haber otros menos cercanos, pero que se entabla una relación de comunicación verbal, corporal, visual, entre otros. Una buena fiesta tiene que ser entre otras cosas, una mezcla de estar con personas queridas, con las que hay una comunicación fluída de diverso tipo, sensación de comunión, capacidad de entendimiento, y eso genera entonces una serie de sucesos que aunados con el alcohol, se magnifican, generando, conversaciones interesantes sobre temas diversos, o tal vez, simple cachondeo, hablar paja o conversación tonta sobre temas diversos pero que relajan la seriedad de la vida y se prestan para juegos de palabras, de situaciones, de acciones, que conllevan entre otras cosas a la creatividad en la comunicación, del habla, del idioma, produciendo entro otros, risa, sorpresa, admiración, novedad, interés.
Otro tipo de situacion en una buena fiesta es la empatía, y es la preocupación por saber y enterarse a grandes rasgos como está la otra persona, que hace y de esa forma, saber en que actualidad se encuentra la persona, cual es su mundo, su accionar, sus intereses o desisntereses, sus contradicciones sociales de inserción y actuación con el medio. Lo cual nos acerca a la realidad de un contemporáneo, un par, un hermano o hermana. Nos hace ver los vaivenes de la vida, y las pequeñas tragedias de las personas que pueden ser tanto nuestras como de ellos o ellas. Ese es un aspecto interesante. Luego está el componente de complicidad. Compartir con personas con las que sentimos complicidad, porque hay por ejemplo una lengua en común, experiencias pasadas que nos acercan, y a veces nos alejan, que nos definen, nos diferencian, etc. Eso hace como bien dice una amiga, que para muchas cosas tengamos que obviar muchos temas y pequeñas biografías y curriculums que muchas veces hay que hacer con los desconocidos, y que suelen ser breves, insustanciales respecto a lo que una persona realmente es. Si bien ya lleva a 5 años, habría que ver como lo vive ahora.
Luego continuando con esa complicidad, tiene que haber siempre algo de locura y de desafío en la personalidad del otro que nos sorprenda, y sorprender al otro, que a la vez nos soprende de que se sorprenda de algo que uno hizo o dijo o viceversa. Generando una serie de interesantes formas de comunicación que nos hacen de cada persona con la que nos interrelacionamos, un ser interesante, con una fuerza de atracción especial. A eso puede estar unido, el que hayan factores ambientales tan importantes como la música de fondo, que puede ser un factor crucial en que una noche sea o no una buena noche. Pues puede poner sobre el tapete simbologías musicales comunes, casi como melodías himnos de una época, una generación, un tiempo, ideas, sentimientos de rebeldía, momentos pasados ya sean buenos o malos, ritmos que nos dan o nos quitan vida, cantantes símbolo, que nos identifican y nos generan simpatía. Además nos hablan de gustos, cosa que hace que nos sintamos más cerca los unos de los otros cuando podemos compartir música en común, que nos sabemos las letras o estribillos, y nos genera un sentimiento de formar parte de una misma tribu.
Además de eso, se da en la parte del baile, un sentimiento de compartir otra forma de comunicación, que es el compartir la música que es bailándola, y nos hace de esta manera participes activos de la noche, del momento, del tiempo, de nuestros cuerpos. De esta manera, bailar canciones, músicas y ritmos que se comparten en gusto, nos hace sentirnos más unidos, más vivos. Todavía recuerdo algunos bailes que he tenido, en la chicha o en un barsillo que abría después de la chicha, con los que se generaba una especie de catársis, caos abrumador de cuerpos en plena comunicación, sorpresa y frescura. Bello, bellísismo, a la vez descubrir la capacidad de sintonía con una pareja de baile improvisada, donde se quiere simplemente comunicar con el cuerpo, con la vibra, con la creatividad, con la vida del otro, y que con cada movimiento, que no sabe con certeza como viene lo siguiente. Por que no es la simple danza de salsa, o regue, u otros ritmos, sino es la creatividad de nuevas formas, sensuales unas, locas y extravagantes otras, que hacen que en ese momento se de una especie de éxtasis comunicacional dancístico. Eso suele ocurrir pocas veces, y solo me ha pasado con gente más o menos conocida, con la que siento a la vez mucha confianza y que se que el fin no tiene más fines que la diversión. Es decir, que no existe el compromiso o la posibilidad de que después de eso haya algo más....jajja. Si sexo en este caso, o puertas abiertas para una cormporalidad vestida de otras finalidades más íntimas. No, es una bailar, en medio de otras gentes que ven, y que saben que ahí esta pasando algo, que se está dando una interacción no siempre vista, y que genera fuego. Yo se que tengo fuego adentro de mi, pero no sale siempre de la misma manera, y una de esas formas es en las buenas fiestas, donde se dan esa serie de factores y se rematan con ese tipo de bailes. Como si se trataran de tribus, me gusta que haya gente conocida, que reconozco y que me reconozcan. Es algo interesante, saber que tipo de piezas(en el tablero) están en juego, y saber que si bien uno no es mucho mas para los otros, así como los otros conmigo, los reconoczco, se que son personas con sus características y contradicciones de vida, y que ellos y ellas a la vez reconcocen las mías, y es bonito, porque se da un juego mental, un mapa emocional a partir de la gente que te rodea. Creo que si pienso en las mejores fiestas que he tenido, siempre habían personas queridas alrededor. También siempre ha habido en las mejores fiestas, alcohol de por medio. Espero poder tener un día en que pueda decir, me he pegado unas fiestotas en Alemania. Eso será pues interesante. Me abrirá un nuevo panorama de la vida aquí.
Foto: Daniele Vidoni

viernes, 22 de agosto de 2008

MOABIT

No es fácil habituarse a una nueva ciudad. Menos cuando no se es turista, y sus calles serán en un mediano plazo ¨tus nuevas calles¨. No es fácil ver siempre cosas deiferentes a lo que uno conoce y tener sentimientos diversos por los lugares por los que se pasa.
Pero descubrí un lugar que me hace sentir más cerca de casa. En realidad lo descubrí un día que tenía que buscar la ruta más cercana para ir a mis clases en bicicleta y ahora paso a diario por ahí. El asunto es que cuando paso por ahí, siento una opresión, un escalofrío, pero también un alivio.
Sin embargo es un sentimiento que me generan pocos lugares en Berlin. Como me producía estos extraños y a la vez ya conocidos sentimientos, decidí un día llevarme un sandwich y hacer un picnic al lado. De esa manera mientras me comía el sandwich con pepinillos, podía observar mejor el lugar y comprender talvez un poco mejor la raiz de ese sentimiento. Creo que todavía no se cuál es ese sentimiento, pero la tarde que me comí el sanwchich con pepinillos, descubrí que había pasado un rato fenomenal.
Volví a repetir. Y otro día después de las clases me llevé otro sandwich, y un termo con café. Tomé algunas fotos, y hablé con el guarda. Hablar suena mucho para el poco alemán que puedo manejar, pero compartimos algunas palabras. Me dijo que era una cárcel. Porque en realidad no había ningún cartel que lo dijera. Me atemoricé un poco. En realidad el guarda era simpático y quería saber para que eran las fotos. Le dije que era turista que me interesaban las cárceles de europa y del mundo. Quedó un poco extrañado.
Yo también quedé un poco extrañada porque en realidad las cárceles nunca han sido mi afición. Aunque debo admitir que el Museo de los Niños, antigua penitenciaría, es un lugar que me genera, al recorrer las antiguas celdas, la misma opresión. Le tomé algunas fotos a los alambres navaja y a las rejas y las pegué en mi casa.
Cada vez que las veo, recuerdo cuando caminaba por algunas calles de San José y descubro que en realidad en San José cuando las veía no sentía nada especial, si bien cuando alguna noticia amarillista de que alguien se había destripado tratando de entrar a alguna propiedad privada o algún gatito perdía la cola o alguna extremidad, pensaba en lo terrible de la situación. Se llama cárcel de Moabit. No se si volveré a hacer picnic al lado de una cárcel, pero por ahí paso todos los días y me sigue generando los mismos escalofríos de cuando descubrí este lugar.

sábado, 16 de agosto de 2008

Abriendo puertas

Por ahora nada de fotos, se jodió la compu donde tenía algunas de las fotos que tenía pensadas para empezar a postear en este, mi nuevo blog.
Pues tal vez cobardía, temores varios de lo que es llegar de novata a una nueva ciudad, un nuevo país, tener que aprender el idioma, realizar que esta será tu nueva ubicación por un tiempo, aceptar que se es una migrante..hacer algunos trabajos que te rompen la estructura de lo que una joven clase media no hace por aquellos lares...y en general una serie de eventos que se suceden, uno tras otro, que me han tenido algo así como contenida, más hacia adentro que hacia afuera..porque si bien llevo mi diario más personal, y proyectos varios, no son esas cosas las que en realidad quisiera compartir.
Berlin, una ciudad llena de historia, que no siempre uno maneja al dedillo, vibra. Y dentro de ella, estoy yo, así como tantos nuevos habitantes que llegan con proyectos y sueños. Tengo compañeros de Chipre, Grecia, Yemen, China, Dubai, Arabia Saudita, polacos, venezolanos, españoles, colombianos, koreanos, taiwaneses, Tailandia, Indonesia, Kasajistán, Bulgaria, mexicanos, franceses, de Ghana, pargaguayos...entre otras nacionalidades. Cuando estudiaba alemán allá en Costa Rica cuando preguntaban de donde éramos, -típica pregunta de aprendizaje de lengua extranjera- eramos todos ticos, y las variantes eran, Heredia, Desampa, San Pedro, entre otros...la que rompía con la monotonía venía de Golfito.
Ahí es donde uno realiza que el mundo es graaaaaaaande, variado y complejo. He tenido que ponerme a buscar en el mapa, el país de donde vienen algunos, y enterarme a grandes rasgos algunas particularidades de los lugares de origen. Y bueno, es simpático también pensar el país, la ubicación geográfica, o extraer las particularidades de donde uno viene.
Nueva situación, nuevos y viejos proyectos que se continúan, temores y sorpresas, por delante el aprendizaje de una lengua nada evidente, entre otras cosas. Veremos como poco a poco me animo a darle seguimiento a este nuevo proyecto, del blog.